amazon shoping

 

ebook eur 7,36

LA HISTORIA DIVINA DE JESUCRISTO

AMAZON

ebook EUR 11

ORACIONES SOBRE EL CEMENTERIO DE LOS ORADORES

1.-SOBRE LOS LADRONES DE ALMAS

 

2.-¿ERES RELIGIOSO?

 

EL ARBOL DE LAS CONSTELACIONES/ THE TREE OF THE CONSTELLATIONS
Catálogos Astronómicos
STAR CLUSTERS
DIAS Basel Berkeley Bochum Biurakan ALESSI Collinder Czernik
DO-DZ Hogg KING KMHK-LMC Melotte Pismis Roslund Ruprecht
Stock Terzan Trumpler vdBergh S-L Dolidze Haffner  MWSC
NEBULOSAS
  Index and cross-identification of planetary nebulae.
ABELL-PN BRAND Minkowski Sharpless BERNES vdB RCW
BARNARD HENIZE DUTRA.BICA LDN LBN Gum BHR  
GALAXIES
  ARP Abell-GC MAHTESSIAN ARAKELIAN PGC DDO Mrk UGC

 

 

REVOLUCION MUNDIAL JESUCRISTIANA

 

GUITARRISTA EN VIAJE A LO DESCONOCIDO //

STREET GUITAR MAN ON JOURNEY TO THE UNKNOWN

(IMAGENES/IMAGES)

ESTAS SON LAS CANCIONES QUE NACIERON DURANTE ESTE VIAJE, Y ALGUNAS OTRAS QUE SE HAN QUEDADO EN ALGUNA PARTE

1.-THE POWER OF YOUTH /// 2.-THE SECRET IN YOUR EYES /// 3.-HOW MANY TIMES /// 4.- MOTHER EARTH /// 5.-HYMN OF FAITH /// 6.- FREE /// 7.- NO MORE WARS /// 8.- YOU ARE HOME /// 9.- STILL YOU ASK ME WHY I WANNA CHANGE THIS WORLD /// 10. THE BOOK OF HISTORY

 

TEMAS DEL SIGLO XXI

Lista de las pruebas atómicas durante el siglo XX

Alrededor de 500-600 Megatones - los dados a conocer, otros han permanecido ocultos - fueron reventados contra la Biosfera durante la segunda mitad del siglo XX; esta cifra, a la baja, se corresponde con 60.000 explosiones tipo Hiroshima-Nagasaki. Una invasión alienígena no hubiera hecho menos si su intención hubiese sido eliminar al género humano, a medio plazo, mediante la multiplicación de la cuantificación radiactiva de la Ecosfera, causa de la debilitación del sistema inmunológico del hombre: tanto en lo que concierne al cuerpo como a la mente...

En esta sección se ve en qué manera el comportamiento de la Edad Atómica - registrado en la zona superior - y el Calentamiento de la Listosfera -derivación abierta en la zona inferior- se relacionan científicamente en el seno de la razón Causa-Efecto.

Sección 1

El "4 Universal" y la Presión termostática de los Océanos sobre la Corteza Externa de la Tierra como factor de Cambio del Clima de la Ecosfera

Sección 2

El mundo de efectos especiales provocados en el cuerpo de la Ecosfera por la Edad Atómica

Sección 3

Lista vulcanológica del siglo XX y Orígenes del Calentamiento Global

 

ORACIONES SOBRE EL CEMENTERIO DE LOS ORADORES

1.-SOBRE LOS LADRONES DE ALMAS

 

2.-¿ERES RELIGIOSO?

 

 

07/04/19 HTML HIMNO DE VICTORIA
27/07/2018 PDF CANTO DE EXALTACIÓN POR LA SALUD RESTAURADA. AL REY DIOS
03/07/2018 PDF

MANIFIESTO JESUCRISTIANO

LLAMAMIENTO A TODOS LOS HIJOS DE DIOS

PRIMERA PARTE : ORIGEN DEL ESTADO

SEGUNDA PARTE; LA CAÍDA DE LOS BORBONES, LA GUERRA CIVIL CATALANA Y LOS ORÍGENES DEL PARTIDO POPULAR DE LOS CIUDADANOS CRISTIANOS DE ESPAÑA

TERCERA PARTE: SOBRE LOS DERECHOS Y DEBERES DIVINOS DEL HOMBRE

31/10/2018 PDF JUEGOS DE LA MEMORIA
8/10/2018 HTM Pisadas en el agua
16/06/2018 HTML LOS CIELOS DE LOS CIELOS. ANDROMEDA. EL Corazón del UNIVERSO

 

LA BIBLIA DEL SIGLO XXI

HISTORIA DIVINA DE JESUCRISTO

CRISTO RAÚL Y&S

 

HTML

 

 

A LOS TRADUCTORES

El Mercado editorial en expansión hace dificultoso labrarse un sitio en el campo profesional. Podemos ayudarnos mutuamente. Elige un capítulo de la HISTORIA DIVINA, tradúcelo al Inglés, Francés, Portugués, Italiano, Alemán o Griego... y lo expondré en abierto al público, con tu nombre y tu dirección de contacto.

 

 

INTRODUCCIÓN BIOHISTÓRICA A LA HISTORIA DIVINA DE JESUCRISTO

----------------------------------------------

LIBRO PRIMERO : EL CORAZÓN DE MARÍA

“YO SOY EL PRIMERO Y EL ÚLTIMO”

Historia de José y María

Segunda Parte

Historia del Niño Jesús

Tercera Parte

Historia de Jesús de Nazaret

CAPÍTULO II:

“YO SOY EL ALFA Y LA OMEGA

VIDA Y TIEMPO DE LOS PRECURSORES

Primera Parte

Historia de los Precursores

Segunda Parte

Historia de los Asmoneos

Tercera Parte

Genealogía de José, hijo de Helí, Hijo de Resa, hijo de Zorobabel, hijo de David

Cuarta Parte

La Hija de Salomón

Quinta Parte

Juventud, Muerte y Resurrección del Mesías

 “YO SOY EL PRIMERO Y EL ÚLTIMO”

 

Cuando sus padres le vieron, quedaron sorprendidos, y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué has obrado así con nosotros? Mira que tu padre y yo, apenados, andábamos buscándote. Y Él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que es preciso que me ocupe en las cosas de mi Padre? Ellos no entendieron lo que les decía. Bajó con ellos, y vino a Nazaret, y les estaba sujeto, y su madre conservaba todo esto en su corazón....

Aquello que nunca fue revelado, excepto a los Apóstoles de su Hijo y Ellos recibieron de viva voz de la Madre, he aquí que es descubierto a todas las iglesias y pueblos a fin de que la ignorancia se disipe y la Puerta de la Verdad se abra, para que la Voluntad de Dios se cumpla. Aquel Silencio que Dios alzó sobre la Vida de la Sagrada Familia y su propia Persona, y fue Ley para los Apóstoles, ha abierto su Sello, y el Tesoro que la Madre se llevó en su Corazón es descubierto para Alegría de todos los Cristianos y Conocimiento de todos los Pueblos. Vano fueron los intentos de todos los escritores, santos y sabios de todos los siglos a la hora de abrir el Sello que Dios cerró y encerró en el Corazón de la Virgen María, Sello que sería abierto solo y cuando El en su Sabiduría Salvadora decidiera. No os maravilleis de su autor, sino de la Sabiduría de quien elevando esta Historia al Cielo hizo imposible a todo hombre abrir el Sello de Silencio que los Apóstoles obedecieron aun a sabiendas de que un rio de tinta correría por los siglos hasta que naciese el hombre a quien la Madre le abriría su Corazón. Lo que vais a leer no os lo han contado jamás, y quien os lo cuenta lo hace como quien pertenece a la Casa del Señor. Disfrutad pues.

--------------------------------------------------------

LIBRO SEGUNDO : EL EVANGELIKOM

APERTURA DEL TESTAMENTO UNIVERSAL DE CRISTO JESÚS DE YAVÉ Y SIÓN

Al Principio era el Verbo, y el Verbo estaba en Dios, Y el Verbo era Dios...

y el Verbo se hizo Hombre

C1.-HISTORIA DE LA INCREACIÓN. CREACIÓN DEL IMPERIO DEL HIJO DE DIOS

C2.-CARTA MAGNA DEL REINO DE DIOS

C3.-LA ESPERANZA DE SALVACIÓN UNIVERSAL DE LA PLENITUD DE LAS NACIONES

C4. -CONCILIO UNIVERSAL SIGLO XXI DE ADORACIÓN DEL HIJO DE DIOS

 

C5.-CONSTITUCIÓN SEMPITERNA DE LA IGLESIA

 

C5.- EL ESPÍRITU DE YAVÉ

 

Llegado el Dia de la Plenitud de las Naciones, a cuya epoca fue lanzado el Cristianismo, Dios ha roto su Silencio a fin de llamar a todos los hijos de Dios a hacer su Voluntad Unificadora en el Espíritu de Inteligencia, y traer a todos los pueblos a la Ciudadanía del Reino de su Hijo, Cabeza de todos los Poderes de su Reino. Siendo cierto que Dios abandonó al Género Humano a su libre albedrío, no es menos cierto que al otro lado de su Tragedia, cual vimos en la Resurrección de Cristo Jesús, el Creador ha estado esperando el momento de Levantarse y Reclamar para sí la Corona de la Tierra. Asi pues, leed y levantaos igualmente, porque el Rey del Universo ha desplegado sus Fuerzas para la Salvación de todas las Naciones del Género Humano

--------------------------------------------------------

LIBRO TERCERO

LA CREACIÓN DEL UNIVERSO SEGÚN EL GÉNESIS.

UNA

INTRODUCCIÓN A LA COSMOLOGIA DEL SIGLO XXI

 

 

Al Principio creó Dios los Cielos y la Tierra. La Tierra estaba Confusa y Vacía,

y las Tinieblas cubrían la Haz del Abismo.

Pero el Espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las Aguas.

Dijo Dios : HAYA LUZ".

Y la Luz se hizo....

 

PRIMERA PARTE

CREACION DE LA LUZ DEL GÉNESIS

 

CAPÍTULO 2.-AL PRINCIPIO CREÓ DIOS…

CAPÍTULO 3.-CREACIÓN DE LA TIERRA

CAPÍTULO 4.-CREACIÓN DE LA BIOSFERA

CAPÍTULO 5.-FUSIÓN DE LA CORTEZA

CAPÍTULO 6.-CREACIÓN DE LA ATMÓSFERA PRIMIGENIA

CAPÍTULO 7.-CREACIÓN DE LA LUZ

 

SEGUNDA PARTE

CREACIÓN DEL FIRMAMENTO DE LOS CIELOS

 

CAPÍTULO 8.-RECAPITULACIÓN GEOHISTÓRICA

CAPÍTULO 9.-PRIMERA LEY DEL COMPORTAMIENTO DEL UNIVERSO

CAPÍTULO 10.-Y EL VERBO ES DIOS

CAPÍTULO 11.-CREACIÓN DEL FIRMAMENTO

 

TERCERA PARTE

CREACION DE LA ESCALERA DE LOS ELEMENTOS NATURALES

 

CAPÍTULO 12.-SOBRE LAS TINIEBLAS

CAPÍTULO 13.-CREACIÓN DE LA ESCALERA DE LOS ELEMENTOS NATURALES

CAPÍTULO 14.-SEGUNDA LEY DEL

COMPORTAMIENTO DEL UNIVERSO

 

 

CUARTA PARTE

CREACION DE LA BIOSFERA

 

CAPÍTULO 15.-CREACIÓN DE LOS CONTINENTES Y OCÉANOS

 

QUINTA PARTE

CREACIÓN DE LA ECOSFERA

 

CAPÍTULO 16.-SUBLIMACIÓN DEL MANTO DE HIELO

CAPÍTULO 17.-CREACIÓN DEL PLANO DE INTERRELACIÓN BIOSFÉRICO

CAPÍTULO 18.-EL SUSTRATO ECOSFERICO AUTÓNOMO

CAPÍTULO 19.-TEORÍA DE LOS ANILLOS GEOFÍSICOS

CAPÍTULO 20.-TEORÍA DEL SISTEMA SISMOLÓGICO DE FLOTACIÓN

 

 

SEXTA PARTE

CREACION DEL SISTEMA SOLAR

 

CAPÍTULO 21.-SISTEMOLOGÍA FINÍSTICA APLICADA (ESTRUCTURA DINÁMICA DEL SISTEMA SOLAR

 

SEPTIMA PARTE

CREACION DELOS CIELOS

 

CAPÍTULO 22.-EL PRINCIPIO COSMOLÓGICO GENERAL

CAPÍTULO 23.-EL ESPACIO COSMOLÓGICO GENERAL

CAPÍTULO 24.-INGENIERÍA ASTROFÍSICA DE CREACIÓN

 

OCTAVA PARTE

LOS NUEVOS CIELOS Y LA NUEVA TIERRA.

DISTRIBUCIÓN DE MATERIA ASTROFÍSICA EN LA VÍA LÁCTEA

 

CAPÍTULO 25.-ORIGEN Y CONSTITUCIÓN DE LOS CIELOS.

He aquí el secreto mejor guardado del mundo. Durante los 3.500 años que han pasado desde Moisés a Cristo Raúl a ningún ser humano se le permitió abrir el Sello con el que YAVÉ Dios dispuso que la Historia de la Creación de los Cielos y de la Tierra permaneciese fuera del alcance de la inteligencia de los milenios; hasta el Día en su Presciencia fijado, se entiende

Abierto este Sello, expuesto el Jeroglífico escrito por Moisés a la lectura delante de todas las naciones, la Inteligencia de YAVÉ Dios, su Forjador, queda magnificada hasta el infinito, tanto más cuanto que los sabios y genios de todos los siglos intentaron abrir este Sello, leer su Contenido, y no pudieron. La Inteligencia de YAVÉ Dios queda tanto más alta e inaccesible cuando se ve que el hombre a quien se le ha dado la gloria de abrir este Sello y leer su Contenido a todas las naciones no es sino un varón sin más estudios que los elementales naturales a su época y pueblo.

Obviamente la fuerza a vencer por este Libro se multiplica por ese número de hombres que, frustrados por su incapacidad para abrir el Sello del Génesis, convinieron consigo mismos en proceder dicha imposibilidad del hecho de no ser otra cosa el Relato bíblico del Génesis más que “una metáfora sin ningún contenido científico”.

Creada la inteligencia humana para elevarse a la imagen de la inteligencia divina, según se lee, “hagamos al hombre a nuestra imagen y a nuestra semejanza”, esa frustración no podía sino traer a luz una visión sobre el origen del Universo nacida para ahogar la ignorancia humana y mantener a flote “el todopoder de la Razón científica”. El fruto de esta dualidad emocional trajo al mundo una cosmología sin Dios, defensiva en primera instancia, y ofensiva, es decir, anti-creacionista, más tarde, con el objeto de salvar la grandeza humana sobre “la muerte de Dios”.

Ahora bien, Dios no miente; no en vano dijo de Sí mismo: “Yo soy la Verdad”. Así que habiendo Él escrito en forma de Jeroglífico la Memoria de la Creación de nuestro Universo, en la misma razón de Imposibilidad de penetrar en su Texto, sin contar con la Mano de su Autor, y porque la Imposibilidad se manifiesta en la Caída de la Ciencia del Siglo XX en los abismos del Nazismo, esta Imposibilidad vino a convertirse en Promesa de Apertura, a cumplirse, gracias a Cristo, en fecha conocida exclusivamente por Él.

En suma, que el Sello había de abrirse y el Misterio de su Contenido venir a luz.

--------------------------------------------------------

LIBRO CUARTO : HISTORIA DEL CRISTIANISMO

 

 

1. PREHISTORIA Y FUNDACIÓN DEL REINO DE DIOS

 

2. CRÓNICAS GALILEAS

 

3. EL MISTERIO DEL ROSTRO DE LA MADRE DE JESÚS

 

4. EL ORIGEN ESENIO DE JUAN EL BAUTISTA

 

5. EDAD APOSTÓLICA  

 

 

 

Por un tiempo pareció que las ciencias históricas, aupadas al encuentro de las civilizaciones sobre las que el Antiguo Testammento era el único testigo, iiban a fundirse con la Biblia.La Revolución Arqueológica de finales del XIX levantó en los círculos de la inteligencia cristiana mundial una esperanza de conocimiento vital para el futuro de la Humanidad, ni mas ni menos que saber ¡¡de dónde venimos!! Esperanza fallida. El regreso de las naciones al bestialismo fratricida, liberador de las dos guerras mundiales, abrió un abismo insondable en cuyo fondo creció el monstruo del Ateísmo Científico, cuya boca se unió al Ateísmo Materialista y Dialéctico parra darle forma a un discurso geocida los frutos de cuyos axiomas son el Globalismo Ideológico Anticristiano del Socialismo del Siglo XXI. Necesidad había pues de proceder a acabar lo que, por miedo a decir la verdad y defenderla con su sangre los sabios de la revolución arqueológica de finales del XIX, se empezara. Debido a los prejuicios del Ateísmo Científico contra la Biblia le Formación de una Prehistoria del Cristianismo quedó en el vacío. Este librito suple esa necesidad.

 

--------------------------------------------------------

 

LIBRO QUINTO : EL POLITIKOM

PRINCIPIOS FILOSÓFICOS DE LA REVOLUCIÓN MUNDIAL DE LA PLENITUD DE LAS NACIONES CRISTIANAS DEL SIGLO XXI

“Un hombre puede decirle a una montaña: Apártate, y la montaña se apartará, pero el Poder de hacer que se mueva una cordillera entera y deje paso a un Nuevo Mundo está en las manos de muchos hombres juntos” (C.R.)

 

PRIMERA PARTE

Capítulo 1. La Actividad Política

 

Capítulo 2. La Redención de la tierra

A, Contra la Agricultura Artificial

B, Contra el tabaco

 

Capítulo 3. Sobre la Vida y la Muerte

A, El Aborto y la ley Natural

B, Contra la Pornocracia Global

 

Capítulo 4. Revolución en las Aulas. Por un Consejo Nacional Pedagógico

A, El Futuro del Libro

B, La Ciencia del Bien y del Mal

SEGUNDA PARTE

Capítulo 5. ORIGEN DEL PODER Y ONTOLOGÍA DE LA SOCIEDAD 

A, El Futuro del Ateísmo Científico

B, La ley del divorvio y el concepto de Patria Potestad como origen del crimen de género

 

Capítulo 6. ONTOLOGÍA DEL PODER.-EL ORIGEN DEL PODER ABSOLUTO

 

Capítulo 7. ONTOLOGIA DE LA FAMILIA. CUESTION DEL DIVORCIO

Dios versus Ciencia del bien y del mal

 

Capítulo 8. EL FUTURO DE LA LEY INTERNACIONAL

 

TERCERA PARTE

 

Capítulo 9. Respuesta al problema de la Libertad del Ser

Capítulo 10. Respuesta al problema de la Paz

 

Capítulo Undécimo : Respuesta al problema de la Naturaleza del Poder Político

 

Capítulo Duodécimo : El Reto del Siglo XXI

 

CONCLUSIÓN La Magistratura de la Ciencia del Bien y del Mal

 

 

La Civilización no es una entelequia ni un capricho de la Naturaleza, no surge de la Nada, ni la espontaneidad precede su nacimiento y expansión. Los pueblos con origen en la Filosofía Política del Cristianismo sabemos que la Formación del Hombre a la imagen y semejanza de Dios, nuestro Creador, es un acto de elevación de la materia al espíritu, el efecto final del cual es engendrar en el ser humano un hijo de Dios, y como tal heredero de la naturaleza de una Inteligencia Eterna que desde Dios se extiende por todos los pueblos para hacer posible una Convivencia Universal entre todos ellos, implicando en su desarrollo Espacio y Tiempo. El fruto de este Acto Creador es el nacimiento de la Civilización.

Somos civilizados por una Ley de leyes que le da a la Sociedad un cuerpo, del que la Ley deviene su Espíritu. La Ley, pues, está inscrita en nuestra Creación desde sus mismos Orígenes. Sin conocimiento de su Letra el ser nacido para vivir la inteligencia a la imagen y semejanza de la inteligencia divina nace con esa Ley, crece en esa Ley, porque ha sido creado para amarla con la fuerza del instinto, en primer lugar, y con la del pensamiento, finalmente. No matarás, no robarás, no adulterarás, no envidiarás, no cometerás perjurio, adorarás a Dios tu Creador … es un Decálogo que impregna la Creación entera y gobierna el comportamiento de toda Criatura desde el mismo día de su nacimiento en el Universo. Esta Realidad forma parte de la estructura moral del Cristianismo.

Hoy existe Civilización porque la Sociedad de las naciones europeas recibió el espíritu de la Ley de Cristo en razón de su Moral Divina, la ausencia de la cual se halló en la Caída de todos los intentos de los pueblos del Mundo Precristiano por formar una Civilización Inmortal. Esta Moral Divina impregnó el cuerpo social con el espíritu de la Ley de Cristo, de este modo dotando a las primeras naciones cristianas de la fuerza histórica requerida para edificar en el Tiempo una Civilización conforme a los Principios del Espíritu Divino de cuya Fuente beben todos los Pueblos de la Creación el Derecho Natural y el Derecho Universal.  

Obvio es decir que si a un árbol le arrancamos las raíces el árbol se secará y morirá. Asimismo, si a la Civilización nacida en Europa, extendida al Nuevo Mundo y desde ambas orillas a las cuatro esquinas del mundo, le arrancamos las raíces cristianas que han hecho posible el crecimiento del Árbol de las Naciones que Hoy existen, este Árbol comenzará a perder su fuerza, y alienado de su espíritu acabará por pudrirse

El Siglo XX vivió la esquizofrenia colectiva lógica y natural al efecto puesto en acción por el intento sangriento de extirpar el Cristianismo de la Civilización Mundial que sobre el Cristianismo se formó, alzó cuerpo y estuvo dando de comer de su fruto a todas las naciones del mundo. La esquizofrenia colectiva anticristiana de las fuerzas políticas, económicas y científicas, de la Europa que sin el Cristianismo no hubiese levantado cabeza tras el paso del caballo de Atila, produjo y dirigió el Capitulo de su Historia conocido como las Guerras Mundiales. Se vio, sin embargo, que el Espíritu de Cristo es Invencible y su Civilización, aunque atacada por todos desde todos los frentes imaginables e inimaginables, está más allá de cualquier posibilidad de Caída.

La Crisis que sufre el Siglo XXI tiene su raíz en la negación de las fuerzas sociales a reconocer de facto el Hecho histórico de haber sido el Anticristianismo de las dialécticas del Siglo XIX la causa de la esquizofrenia fratricida vivida por el Siglo XX. Cabe preguntarse si es necesario volver a vivir semejante esquizofrenia a fin de reconocer esta Realidad. La Respuesta tiene ya Voz: NO necesitamos ver con los ojos lo que hay hemos vivido con nuestro cuerpo y mente.

Cuando la Evolución llega a su término comienza la Revolución.

Aún hay quienes creen que la Evolución no ha acabado, y piensan que el Hombre no es sino un puente entre el Homo Sapiens y una nueva Especie. Los efectos de la esquizoide moral del anticristianismo siguen pariendo sentencias lapidarias contra el Futuro del Género Humano. Y esto teniendo sobre la mesa la Historia de las Revoluciones vividas por nuestra Civilización desde la Caída del Imperio Romano a la del Tercer Reich. El Hombre es el Fin de la Creación y el Principio de una Nueva Criatura que vive en él: “Un hijo de Dios”, ese hijo que, siguiendo en todo el grito del espíritu de Cristo, invoca a su Creador, diciendo “Padre”.

Imposible, pues, proceder a la Revolución que la plenitud de las naciones pide a gritos sin moverse en la Historia dentro del Espíritu de la Ley de Cristo, superior en todo a las leyes civiles, Ley de la que se derivan todos los códigos morales de valor universal sin los cuales el Derecho Humano sería una entelequia fundada exclusivamente en la Fuerza de las Armas.

El mundo, efectivamente, está aún edificado sobre la Fuerza Fratricida de Gobiernos cainitas, tal cual se ve en las guerras actuales, siempre prestos a sacrificar a Abel con tal de seguir manteniendo su status de “divinidades extraterrestres” ante quienes todos los “terrícolas” deben doblar sus rodillas. Inútil, por cansino, sería recopilar la gama de teorías teocráticas, ideológicas, económicas y monárquicas inventadas por los que les precedieron para disfrute personal y de sus herederos. El nivel de inteligencia que hemos alcanzado nos permite a todos recorrer esa gama y emitir un juicio sobre la malignidad o benignidad de sociedades ancladas en religiones e ideologías ya muertas, de las que el hedor que se propaga por las naciones es la causa de la Crisis Global que amenaza no ya al Género Humano de extinción, sino a toda vida sobre la faz de la Tierra.

El Pensamiento es el único instrumento que tenemos a nuestra disposición para radiografiar los males del sistema global y proceder a crear las acciones necesarias requeridas para eliminar esas causas. Esto de nuestro lado. Pero del lado Divino tenemos con nosotros la Voluntad Invencible de quien habiendo dicho “Hagamos al Hombre a nuestra imagen y semejanza” se ha mantenido Fiel a su Palabra y, a pesar de las Tragedia de las Naciones durante los Seis Mil años que han pasado desde la Primera Guerra Fratricida de los Hombres, no ha abandonado jamás su Proyecto  de Elevación Universal del Género Humano a la Condición de los Pueblos creados antes de la Creación de nuestra Tierra para gozar de la Ciudadanía Sempiterna de su Reino.

Es en este Espíritu que este Quinto Libro de la Historia Divina de Jesucristo, su Fuente Intelectual, abre sus capítulos. 

--------------------------------------------------------

 

LIBRO SEXTO : EL LIBRO DE LAS INTRODUCCIONES A LA B

 

 

Primera Parte.-INTRODUCCIÓN GENERAL A LA BIBLIA - FUNDACIÓN DEL REINO UNIVERSAL - EL MISTERIO DE CRISTO.

Segunda parte.-INTRODUCCIÓN ESPECIAL AL ANTIGUO TESTAMENTO

Tercera Parte.-INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA DEL GÉNERO HUMANO 

Cuarta Parte.-INTRODUCCION AL ÉXODO

Quinta Parte.-INTRODUCCIÓN A LA SABIDURÍA DE SALOMÓN

Sexta parte.-INTRODUCCIÓN AL ECLESIASTÉS

Séptima Parte.- INTRODUCCIÓN AL CANTAR DE LOS CANTARES 

Octava Parte.-INTRODUCCIÓN ESPECIAL AL NUEVO TESTAMENTO 

Novena Parte.-INTRODUCCIÓN AL EVANGELIO DE SAN MATEO.

Décima Parte.-INTRODUCCIÓN AL EVANGELIO DE SAN MARCO

 

 

INTRODUCCIÓN BIOHISTÓRICA A LA HISTORIA DIVINA DE JESUCRISTO

Este Libro tuvo su Principio en un Librito, “Luz, Verdad y Vida”, escrito en la prisión militar del Ferrol del Caudillo, Galicia, España, a finales del 1978, durante los días del cambio de Obispo en Roma entre Juan Pablo I y Juan Pablo II. Aquel que me abrió la Puerta de su Omnisciencia sabía que, de la Ignorancia al Conocimiento de todas las cosas, aquel Librito tendría que hacer un Camino, estrecho y largo, hasta adquirir el cuerpo que Hoy tiene; camino que no otro sino su Autor tendría que vivir.

Su Autor, yo, Cristo Raúl, abandoné el Cuartel de la Marina con aquél “librito”, escrito a mano, que me sería dado a comer, y que yo comí. Ese “librito” que le supo a mi alma más dulce que todas las riquezas de este mundo, andando el Tiempo habría de saberme más amargo que el veneno más ácido.

Mas la Criatura que vive del Amor de aquél que lo engendra no conoce su sino más que cuando arrecian los vientos y las tormentas, cruje la tierra y caen los muros, se levantan las aguas y llueve duro sobre un edificio que, a pesar de su fragilidad externa, fue fundado sobre Roca.

Alegre pues, sabiendo que Dios no abandona a sus hijos, y habiéndoseme Prometido la Victoria, comencé mi travesía por el Tiempo, la Confianza puesta en la Palabra de quien me engendró para traer a las naciones el Conocimiento de todas las cosas, anunciarles el Fin de la Noche y el Nacimiento de un Nuevo Día. ¡Pero cómo podía saber aquella criatura que el Conocimiento de la Ciencia del Bien y del Mal habría de vivirlo en sus propias carnes! La Injusticia, la Pasión, el Odio, el Desprecio, la Pobreza … ¿no forman parte de la Ciencia del Bien y del Mal?

Siendo Dios quien ha estado dirigiendo, y dirige el curso de la Historia del Género Humano desde su Caída hasta el Restablecimiento de su Creación, acorde a su Decreto: “Hagamos al Hombre a nuestra Imagen y Semejanza”, es decir, hijo de Dios, el hombre, expuesto a un Mundo esclavizado a la Ley del Bien y del Mal, y aunque engendrado a Imagen de su Creador, ha de vivir su crecimiento sujeto a la Ley del Mundo.

Este Libro contiene el Conocimiento de todas las cosas, las del Cielo, las de los Cielos y las de la Tierra. El Rey y Señor del Universo es quien da, y viendo buena su Obra, es Él quien envía a su hijo, como Él fue enviado por su Padre.

Pasado, Presente y Futuro, he aquí las líneas sobre las que el espíritu de Inteligencia, a Imagen y Semejanza de la Inteligencia Divina, se mueve el Autor a través de los Libros que componen esta Obra.

Los hechos tuvieron lugar de este modo:

 

Un día de aquellos, durante la última encrucijada entre milenios, yo, Raúl, joven de 20 años, invoqué al Hijo de Dios. Subí a un monte, dejé el mundo y todos sus valores atrás y me planté delante de Dios con un mar de preguntas quemándome el ser. Aquél joven dio el salto al otro lado de la Duda. Más allá de la Duda me planté delante de mi Creador.

Para mí, Raúl, el tiempo de la Duda había pasado. Dios existe con la seguridad que existen el Sol y las estrellas. Así que arrojando al suelo el lastre de la opinión de los expertos subí a aquel monte y liberé mi pensamiento.

Y digo que fueron muchas las horas que aquel joven alzó su voz al Cielo. El firmamento, el sol, la tierra, el mar, fueron testigos de mis palabras. Sólo ellos saben con qué palabras invoqué a mi Creador.

Y al cabo, caí al suelo sin fuerzas. En lo alto de aquél monte permanecí como muerto durante un tiempo.

Cuando me levanté regresé a casa, y esperé que se cumpliera lo que está escrito: “Al que llama, se le abre”. Y así fue. El Hijo de Dios me oyó, y me abrió. Entonces se cumplió en mi ser lo que está escrito: Al que crea de las entrañas le manará una fuente de aguas vivas.

Después de estas cosas yo, Raúl, seguí mi camino, y andando conocí a una persona muy especial. Lo llamaban el Profe.

De joven el Profe se fue a hacer las Américas. Al cabo de décadas regresó a la madre patria lleno de glorias, honoris causa, y todo eso, cosecha de su siembra por las universidades latinoamericanas. Ya en su patria chica el Profe no tardó en descubrir que para servir a Dios no hay que irse tan lejos; basta doblar la esquina, mirar alrededor y ver ovejas perdidas por todos los riscos.

Conmovido por la suerte de aquella juventud -Dios sabe por quién condenada a morir bajo los efectos del veneno de las cuatro letras malditas: SIDA- el Profe abrió un caserón en el centro de su ciudad natal, Málaga, y puso sus habitaciones al servicio de los jóvenes que como perros sin dueño proliferaban por las calles. En aquella Casa se conocieron el Profe y Raúl.

Al tiempo regresé a hacer mi propio camino. Y se fueron el otoño y el invierno de aquel año, (1976). Durante la primavera siguiente el Profe y yo, Raúl, volvimos a encontrarnos en Madrid.

El hecho de hallarse el Profe en Madrid se debía a que se le había descubierto una enfermedad en el cerebro. Sus enemigos decían que aquello era castigo de Dios por haber dilapidado su fortuna en aquellos leprosos sin salvación. Ciertamente la operación costaba una fortuna, que el Profe no tenía, porque se la había gastado en aquellas ovejas perdidas, y ahora andaba el pobre mendigando ayuda.

El Profe peregrinaba por Madrid de puerta en puerta. Cuando volvió a encontrarse con Raúl el hombre ya había perdido la cuenta. ¡Los amigos de los viejos días de gloria! La cosa era que aquél hombre tampoco desesperaba. Lo que sí se sentía era solo.

“¿Y tú qué, Raúl? No me lo digas, no acudiste a tu cita con el ejército. Y ahora vas por ahí a la aventura, un día acá, y el siguiente allá”.

Era genial. Estaba en sus cincuenta. De mediana estatura, rostro alegre, facciones latinas. Conversación entretenida. Siempre se le veía risueño, “al mal tiempo: buena cara”, decía. No fumaba, no bebía. No estaba casado. La gran pasión de su vida, la única que tuvo jamás, fue Cristo, y lo confesaba como quien está orgullosísimo de tener el tesoro más fabuloso del mundo.

Las siguientes semanas se diluyeron en el río del tiempo. El Profe siguió su vía crucis de puerta en puerta. Mientras tanto el mal seguía creciendo en su cerebro. Y él llevando su cruz a cuestas sin más consuelo que el que podía hallar en la compañía de un muchacho.

A mí la tragedia y la grandeza de aquel hombre me impresionaron. Muchas han sido las historias que me han impresionado a lo largo de mi existencia alrededor de mundo, pero ninguna tuvo un efecto tan decisivo en mi vida.

Y pasó lo que tenía que pasar. Una noche de aquel verano, de tanto patearme las avenidas madrileñas regresé retido a la habitación que compartía con el Profe. En el firmamento de los cielos la Luna Llena paseaba su gracia; el velo de su luz me cerró los ojos. Al poco me despertaron unos lamentos. Creyendo que venían de un Profe perdido en sus sueños, seguí durmiendo. Al fin abrí los ojos y ví al Profe, sentado en el borde de su cama con la mirada perdida en el infinito. Por su barbilla corría un hilo de sangre. El Profe estaba hablando solo.

Aquel muchacho que fui, dejó al hombre hablar. Madre de Dios, la pena que estaba matando al Profe no era su enfermedad, ni descubrir que sus amistades se desentendían de su problema. La pena más grande que tenía su alma era no saber por qué Dios lo había abandonado.

“¿Este es el precio a una vida de servicio, Señor? ¿Esta es mi paga?”, se lamentaba en su ignorancia aquel doctor en más teologías que los san Agustín y santo Tomás juntos.

Llegó el verano del 77, yo me moví a Ibiza. No todo en este mundo tiene por qué ser trabajos, aventuras, errores, aciertos. Cuando Dios creó los Cielos y la Tierra allanó montes, y trazó verdes praderas a orillas de ríos hermosos, para que el ser humano se desnudara y se dedicara a practicar el deporte de vivir la vida.

Por aquellos días yo solía plantarme en los acantilados al otro lado de las murallas del castillo, mirando al mar. Fue entonces cuando en el campo de mis reflexiones y meditaciones el Hijo de Dios sembró en mi corazón un deseo maravilloso: Disfrutar de inteligencia sin medida para conocer todas las cosas

Y como semilla en tierra buena que se hace árbol, aquél deseo dio en mi alma su fruto. Así que uno de aquellos días yo, Raúl, me puse de pie, abrí sus brazos y le pedí al Hijo de Dios lo que más deseaba tener en este mundo:

“El Espíritu de Yavé: Espíritu de Inteligencia sin medida para conocer todas las cosas”.

Mi Fe, puesta en su Palabra, y mi Confianza en su Gloria, no teniendo Duda de haber sido Él quien sembró para recoger en mí, según está escrito, “¿quién es el que primero da para tener que reclamarle a Dios?”, seguí mi camino en la Esperanza de recibir Respuesta.

Y así fue. Al poco el Hijo de Dios me dio a conocer su respuesta: “Tú lo conocerás todo, tú sabrás todas las cosas” me dijo.

Esto sucedió en el corazón de Europa, en la nación que llaman Bélgica.

Había pegado y se me había abierto, había pedido y se me había dado. Con la confianza puesta en la veracidad del Hijo de Dios continué mi camino.

Entonces se levantó un viento muy fuerte. Sirviendo a su Creador la creación entera agarró a aquel joven por los pelos, lo levantó, y cuando fue a abrir los ojos se encontró bajo tierra. Al día siguiente me descubrí en la casa de mis padres con mi vieja biblia en las manos y una pregunta en mi mente: ¿cómo creó Dios la Luz, el Firmamento, en una palabra: el Universo?

 

Durante las próximas semanas intenté descifrar el Jeroglífico de Moisés. Todo para nada. No importase las vueltas que le diese al Texto, no encontraba la Llave que me permitiese abrir su Sello, para entrar y ver lo que había al otro lado de la Puerta de la Luz del Génesis. Pero un día, regresando de Málaga la Bella, mientras por los cristales del bus admiraba aquel firmamento otoñal, ví la Luz. Tenía en mis manos la Llave de la Luz.

Me bajé del bus volando, abrí la puerta de casa. Mi madre me miró expectante.

“Voy a ser escritor, mamá”, le dije sin pensármelo dos veces.

“Acuérdate de tus hermanos cuando seas famoso”, me respondió ella.

Aquella mujer no sabía leer ni escribir ¡Qué mujer! ¡Qué grande es el misterio de la maternidad humana! Se parten los sesos los sabios buscando la fórmula de la producción industrial de Einsteines, Newtones y colegas, y viene la Naturaleza y se ríe de la Ciencia haciendo que una analfabeta para la piedra filosofal. Así pues, hiperexcitado por lo que me acababa de mostrar mi Dios, agarré papel y lápiz y comencé a balbucear las primeras palabras de Inteligencia sin medida que llenan este Libro. A objeto de compartir aquella excitación con todo el que esté leyendo esta Introducción, resumo.

El Texto dice:

 

Al Principio creó Dios los Cielos y la Tierra. La Tierra estaba confusa y vacía, y las Tinieblas cubrían la haz del Abismo, pero el Espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las Aguas, Dijo Dios; "Haya Luz"...

 

Lo que sucedió inmediatamente es lo siguiente:

Uno: Multiplicación Controlada de la densidad por unidad cúbica astrofísica del campo gravitatorio terrestre. El origen de esta Multiplicación Controlada es la Naturaleza del Ser Divino.

Dos: Aceleración vertical de las revoluciones de trabajo del transformador geonuclear de la Tierra. De la que se derivó la aceleración rotatoria del Globo sobre su eje, y la implosión astrofísica del Núcleo en el origen del calor del Planeta.

Tres: Elevación termodinámica global del cuerpo geofísico, que desde el Manto se extendió hasta la superficie y produjo la Fusión de la Corteza Primaria.

Cuatro: Licuación de la Corteza Primaria bajo los efectos de la Fusión del Globo externo y producción de la Atmósfera Primigenia. (La naturaleza química de la Atmósfera terrestre, sui géneris entre las de su familia planetaria, nos plantea un problema alternativo que no tocaré en este lugar, pero sobre el que volveré en su momento).

Cinco: Una vez concluida la transformación en calor del combustible gravitatorio, la Tierra volvió a las manos de la Naturaleza, ajustándose sus nuevos cambios a la ley de la Inercia:

1. Desaceleración de las revoluciones de trabajo del transformador geonuclear.

2. Caída de la velocidad de rotación del Planeta.

Y 3. descenso de la temperatura del Globo.

Estos fueron los tres primeros efectos visibles.

Estos tres efectos fueron causa de una nueva secuencia de efectos. El primero de estos nuevos efectos fue el enfriamiento de la superficie exterior del Globo, que ipso facto puso la primera piedra de la creación del anillo geofísico externo, la Litosfera. También podemos hablar de Solidificación de la Corteza Secundaria. En fin, esto es ya según el gusto. Una vez que entremos más en profundidad tendremos tiempo de diferenciarlas. Avanzando un poco el tema digamos que la Litosfera es al Globo lo que la Corteza Secundaria es a la Litosfera. Resumiendo, la Corteza Secundaria es la capa externa de la Litosfera. Fue, pues, la Corteza Secundaria la primera capa litosférica que se solidificó.

Seis: El descenso continuo de la temperatura geofísica a su antiguo estado de partida, que ya nunca alcanzaría, provocó la solidificación de la Corteza Secundaria, como he dicho, y la creación del anillo litosférico. La Arquitectura Geofísica siguió completando su cuerpo con el nacimiento del segundo anillo, el Manto, cuyo enfriamiento cerraría la fuente de calor de la que hasta entonces se había estado suministrando la Atmósfera Primigenia para conservar su estado natural. El enfriamiento de fuera hacia el interior del Globo por lógica tenía que convertir el anillo litosférico en un muro de anulación de trasvase del calor del Núcleo a la Atmósfera. Así que, térmicamente aislada del Núcleo la temperatura de la Atmósfera cayó en picado a la velocidad vertiginosa que el aislamiento impuso. Su volumen se congeló. El resultado fue la transformación de la Atmósfera en el Manto de Hielo que cubrió la esfericidad del Planeta de polo norte a polo sur durante la Tarde del Día Primero. Este Manto de Hielo es la Luz en el Verbo del Primer Día.

 

Mi excitación original al descubrírseme esta serie primera de acontecimientos me impedía hacer pausa de naturaleza alguna. ¡Había pedido y se me había dado! El Futuro se desplegaba ante mis ojos con esta Luz, bajo cuya alegría caminaría hasta el fin de mis días en la Tierra. Pero si con este descubrimiento mi excitación intelectual se me disparó, al plantar mis ojos en el Día Cuarto no pude contener mi admiración por la Inteligencia del Autor de este Jeroglífico Divino.

 

La sucesión de Acontecimientos que tuvieron lugar en los Días Dos y Tres está escrita en el libro de La Creación del Universo según el Génesis. El Día Cuarto es el Día de la Maravilla de las maravillas. Dice el Texto: Creó Dios las estrellas para separar la Luz de las Tinieblas. Y dice también que creada la Luz la separó de las Tinieblas. Es decir, que Dios creó la Tierra al otro lado de las Estrellas, y una vez que la vistió con su Manto de Hielos le dio en el Sistema Solar su lugar. Se produce durante el Día Segundo la serie de acontecimientos descritos en la Creación del Universo según el Génesis; a saber, reactivación del Núcleo de la Tierra, Sublimación de la Capa externa del Manto de Hielos, su Ruptura en Dos Bloques, y la creación del Océano Madre producto de la Descongelación a raíz de la elevación de la Temperatura del Planeta. El fruto de este Día fue la Creación de la Atmósfera Secundaria, que separa las aguas que están debajo del Firmamento de las aguas que están encima del Firmamento. En el Día Tercero se produce la elevación final de las plataformas continentales y la colonización de sus tierras por el Reino Vegetal, cuyas raíces se hallaban en el lecho del Océano Madre. La Evolución del árbol de la vida de las especies parecía ya encaminada cuando de nuevo el Hijo de Dios se adelante delante de toda su Casa y abriendo su Boca, dice: "Haya estrellas en el Firmamento de los Cielos para separar la Luz de las Tinieblas". Los Cielos, a su Verbo, se expanden y toman la Configuración Constelacional que desde entonces hasta Hoy han tenido. Ergo, si a alguien de entre los hijos de Dios le dolía aún la Duda sobre la Veracidad Engendrada del Primogénito de Dios, "Dios Verdadero de Dios Verdadero, engendrado, de la misma naturaleza increada del Padre", ante semejante despliegue de Todopoder esa Duda quedaba para siempre totalmente despejada. Las consecuencias astrofìsicas derivadas de dicha Expansión Configuracional de nuestros Cielos se estudiarán en el Libro correspondiente.

 

Yo, personalmente, a mis 21 años, no cabía en mí de admiración por el Creador del Jeroglífico del Génesis, cuyo Sello se ha mantenido impenetrable delante de todos los genios de todos los tiempos. Su Omnisciencia y su Sabiduría Salvadora me tenían seducido, cautivado, maravillado. Y en fin, en aquel estado de excitación intelectual sin medida me hallaba cuando me llamaron para cumplir con mis obligaciones militares.

En noviembre de ese mismo año me incorporé a la Marina. Durante el siguiente invierno, primavera y verano, el Hijo de Dios me mostró todas las cosas concernientes al Derecho Divino, Justicia de la Salvación, fundamentos de la Redención. En fin, el alimento sobre el que Él dijera: “Yo tengo un alimento que vosotros no conocéis”.

Pues bien, se fue el verano y vino el otoño. Un día de aquel otoño me metieron en la prisión militar a cumplir sentencia de dos meses y un día, en castigo por mi etapa de prófugo.

Estando en la celda el Hijo me presentó al Padre, y Este me mostró lo que tenía en su Corazón: la Esperanza de Salvación Universal que concibió al principio de los tiempos.

 

En efecto, sólo un hombre pecó, y su pecado, sujeto al efecto dominó, se extendió por toda la superficie de la Tierra. Así que al elevar al Trono del Juicio Universal a su Hijo, Él lo volvió a glorificar otorgándole todos los poderes del Presidente de la Corte Suprema de su Reino, entre cuyos poderes está el dictar Absolución para el Acusado, en este caso Absolución Universal en base al Derecho de Redención por Él mismo conquistado para el Género Humano. Pues al ofrecernos la Justicia de la Fe quedaron privados de su Gracia todos los pueblos nacidos ante de Cristo; y, sin embargo, fuimos todas las naciones las que fuimos entregados a la Muerte por el pecado de un sólo hombre. Así que habiendo vivido bajo la misma ignorancia que nos hizo a todos merecedores de la Gracia, en razón de la Necesidad de la Muerte de Cristo nuestros padres quedaron privados de Salvación. Pero Dios, en su maravillosa Justicia, elevando a la Presidencia de la Corte Suprema de Justicia de su Reino a su Hijo le concedió poderes infinitos y eternos para dictar Sentencia según espíritu y verdad. Él puede ajustar su Veredicto Final a la profecía en base a nuestra maldad, o a la Salud de su Paz en premio a nuestra Fe por creer que Él puede restaurar todas las almas a su condición natural de bondad. Nuestra bondad está en creer que el ser humano jamás se hubiera apartado de su Creador de no haberse interpuesto entre Dios y el Hombre la Traición de la Serpiente. Nuestra victoria: escribir en las páginas de la Historia Universal lo que creemos, con nuestros hechos dándole cuerpo al argumento de la Defensa.

 

Por esos días murió un Obispo de Roma. Le sucedió otro. Y a los 33 días su sucesor murió. Al muerto le sucedió Juan Pablo II.

Por aquéllos mismos días el Hijo de Dios me dio a conocer la Voluntad Presente de su Padre:

“Esta es la Voluntad presente de Dios -le dijo-:

Unifíquense todas las iglesias en una sola y única”.

Enseguida el Hijo de Dios me adoctrinó en la naturaleza del espíritu participativo del Verbo, en la cual tienen todos los hijos de Dios su crecimiento. Pues al corresponderle a Dios la acción y abrirle espacio a sus hijos, Él dota a sus criaturas de todos los medios necesarios para su realización. De aquí que la Obediencia sea el principio del crecimiento sobrenatural de su Reino.

 

Sucedió entonces que según se fue acercando la Navidad del 1978 una pregunta fue abriéndose espacio en mi espíritu; y según fue adquiriendo cada vez más espacio también fue apoderándose de mis noches, hasta el punto de no atreverme siquiera a cerrar los ojos.

La cuestión que se había instalado en mi ser tenía su raíz en la Esperanza de Salvación Universal que Dios y su Hijo me habían mostrado. ¿Qué estaba yo dispuesto a dar por esa Absolución Universal?

¡¡Mi alma!! Fue mi respuesta.

Pero una cosa es decir, y otra es hacer. ¿Un amor sin hechos, qué es? Que la Deserción sería la Prueba de este Amor, pues adelante. Que al otro lado me esperaba una obscuridad densísima, también. La decisión era mía.

Y decidido, crucé aquella puerta.

Me detuve en Madrid, con el Librito aquel, “Luz, Verdad y Vida”, escrito a mano durante aquellos dos meses y un día; entré en la Editorial Cristiana. Y por la puerta que entré, salí.

De Madrid salté a Zaragoza. Acogido por un amigo en su casa, ignorantes él mismo y su familia de mi estado militar pero encantados de tenerme con ellos esa Navidad, solía yo sentarme a meditar en la Plaza del Pilar. Los acontecimientos vividos durante el último año le habían dado a mi ser un nuevo sentido. ¿Qué iba a hacer ahora, adónde ir?

En aquellos días de meditación profunda existencial mi alegría se hizo infinita cuando Dios me dio una “piedrecita con un nombre escrito que solo el que lo recibe conoce”. Era para mí. Era mía. Yo leí: “Cristo Raúl”. 

 

CRISTO RAÚL Y LA REVOLUCIÓN MUNDIAL DE ANA

 

Así que, saltando de Zaragoza a Paris, y de Paris a Madrid, años 79 y 80, ya me disponía a regresar a Paris cuando “mi Padre que está en los cielos” me detuvo. Una hija de Dios, de nombre Ana, había sido atacada por la Muerte; ya se disponía la Muerte a llevársela, matando con ella la Nueva que traía ella consigo para el mundo, a saber, Dios ha dado su bendición a una Revolución Omnisciente Mundial, que tocando todas las ramas del árbol del conocimiento, ha de hacer saltar la Sociedad de la Plenitud de las Naciones de un modelo fundado en la Antigüedad, y recogido por la Modernidad, a una Sociedad fundada sobre los Principios Eternos e Inconmovibles sobre los que Dios ha levantado su Reino. 

Cristo Raúl le dio su mano a Ana, la liberó del abrazo de la Muerte, y como la paloma atravesada por la flecha de un enemigo, herida de muerte, pero no letal, una vez curada de su herida, abre sus alas y regresa al cielo en libertad, así Ana siguió su camino hasta la Hora en que la Voluntad de Dios llenase la Tierra, y llamando a sus hijos a Batalla Final, volviese a reunirlos. He aquí, entonces, algunas de las cosas que han de suceder en los años que vienen.

Unificación de todas las iglesias cristianas alrededor del Tronco Católico;

Disolución de la Federación Rusa, y Conversión de Moscú;

Caída de Bruselas y Berlín;

Extinción de las religiones: Islam e Hinduismo;

Independencia del Tíbet y Desmembración de China y de la India en muchos Estados con sus naciones; 

Extinción del Ateísmo Científico y Revolución de las ciencias médicas y ciencias de las energías;

Caída del Cuerpo de Seguridad de la ONU y Creación del Árbol de la Plenitud de las Naciones con Jurisdicción Universal contra la Guerra y las Dictaduras;

Abolición de todas las coronas, europeas, africanas y asiáticas;

Creación de la Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Multiplicación de Brasil en distintos Estados con sus naciones;

Creación de un Cuerpo Judicial-Policial Mundial de Lucha contra el Crimen y las organizaciones Criminales Internacionales; 

Revolución Agrícola Mundial: Extinción de las plantas del Tabaco, Cocaína y Marihuana; control de las plantas del Café, de la Vid y de la Amapola; 

Reforestación del Planeta;

Fin del Comunismo, en todas sus formas, políticas e ideológicas;

Adhesión del Estado de Israel a la Alianza Militar de la Plenitud de las Naciones Cristianas;

Adhesión de los Estados Unidos de América al Tribunal Penal Internacional;

Abandono de las energías destructivas del planeta: Petróleo, Carbón y Gas;

Evolución de los Estados hacia Administraciones sujetas al Deber de Cumplimiento de los Derechos de la Familia;

Evolución del Dinero en Metálico y Papel al Dinero Digital y la sujeción de su Movimiento al Cuerpo de la Justicia;

Acceso libre de todos los hombres a la Educación Universitaria y a los medios de desarrollo de sus capacidades creativas;

Creación de Tres Comunidades Africanas Internacionales: África Blanca o del Sur; África Negra o Media, y África Mediterránea: libres de los Monopolios y oligarquías europeas, asiáticas y americanas.

 

Superado este periodo de dos años caminando en la oscuridad, y conociendo que mi Hora estaba lejos aún en el tiempo, mi Dios despidió a la mujer que me había ofrecido la mano para llegar a Paris.

Después de encerrarme entre libros durante los siguientes tres años, tomé mujer, que me dio un hijo. Yo, Cristo Raúl, tomé a la mujer y al niño y me trasladé a Creta, donde a la altura del 86, movido por el Espíritu arrojé mi vieja Biblia al fuego. Surgiendo de aquel fuego, el Hijo de Dios me mostró la Historia de la Increación, del Infinito, de la Eternidad, y del Dios que desde el Principio sin principio de la Increación fue la Causa Metafísica del Cosmos, y luego, siendo formado por la Sabiduría, según está escrito “Yo soy Dios, Yo solo fui formado, y después de mí no habrá otro”, vino a ser la Causa Física del Nuevo Cosmos: su Creación.

“Escribe todo lo que se te muestre”, me dijo el Señor Jesús. Yo, Cristo Raúl, así lo hice.

 

Regresando a la casa de mis progenitores dejé con ellos a la mujer y a su hijo; salté a Paris, de París a Londres, de Londres a Jerusalén, y de Jerusalén a Madrid. Aquí me dijo el Rey del Cielo: “Envía a la mujer y a su hijo a la casa de sus padres, pues su casa de ella no tendrá parte en tu casa”. Yo, Cristo Raúl, así lo hice.

Regresé a Londres, me instalé en Finsbury Park, donde fue visitado por la Madre de Cristo, abriéndole a mis ojos a lo que contenía su Corazón: “El Corazón de María”. 

Habiendo escrito todo lo que la Madre de Jesucristo guardaba en su Corazón desde el día de su Ascensión al Cielo, y apenas comencé a gozar de la victoria, la Muerte se cebó en la casa de mis progenitores. Desecho permanecí en Madrid; como no era bueno que estuviese solo Dios me dio una compañera, que concibió una hija, pero Dios me dijo: “Sal de su casa, pues tu casa no será contada por ella”. Yo así lo hice. 

El viento se alzó y crucé el océano; permanecí en Méjico un mes, y nueve meses en los Estados Unidos. A mi regreso, y tras la muerte del hombre que me trajo al mundo, regresé a Creta, donde permanecí un año. Pasado este año el viento volvió a levantarse, y me llevó desde Atenas a Viena, Praga, Budapest, Bratislava, Berlín, Copenhague, Estocolmo, Helsinki, Oslo y Roma, donde celebré el Bimilenario del Nacimiento de Cristo. Pero mi tiempo, aunque se acercaba, aún no había llegado.

Amaneciendo el Nuevo Día regresé a la casa donde nací, y puse manos a la obra. Estando en ello, una mujer entró en mi vida, y diciéndome Dios: “Por ella será contada tu casa”, la tomé conmigo a Berlín. Pero tentada la mujer por el Diablo, se dejó seducir. Buscando mi destrucción a fin de enterrar esta Historia Divina en el polvo de los tiempos, el Diablo usó a la mujer para inyectar en mi alma el veneno de un odio que pedía sangre. Pero Dios me dijo: “No derramarás sangre; pero si ella toca la tuya, serás libre de su sangre”. Yo obedecí. Despedí a la mujer y la envié con sus hijos a la casa de sus padres. 

Tendido en el suelo permanecí durante tres tiempos y medio. Cuando me recuperé vi al Rey del Cielo al frente de la Casa de los hijos de Dios, la Casa De Yavé y Sión, que venía a conquistar para el Reino de Dios la Plenitud de las Naciones del Género Humano, y dirigiéndose a mí, me dijo: “Levántate, hijo, y pues que no has derramado la sangre de tus enemigos, sin sangre liberaré yo al mundo, y tus hijos serán testigos ante las naciones de que Soy Yo quien lo ha hecho: ¡Habrá Revolución Mundial, no habrá Guerra Mundial! Cobra ánimo, hijo, y fortalécete, que tu Hora se acerca”.

Yo me levanté, y lleno del espíritu exclamé: “Que el mundo despierte a la Verdad”.

 

Corría el 2014 cuando en un juicio inicuo fui despojado de todo lo que amaba en este mundo; pedí justicia a Dios, mi Salvador, y liberándome de las tinieblas me condujo de regreso a la casa de mis progenitores, donde me fortalecí. A la puerta de la primavera del 2016 seguí a mi Rey hasta allí donde empezó todo, Galicia, el Ferrol. Y abriéndome los ojos, leí: “Ten celo y compra de mí oro acrisolado en el fuego, y cómprate vestiduras nuevas”. Maravillado por lo que leí, supe que antes de empezar el Camino, Él ya conocía el fin. Y no sólo desde ese día, sino desde el principio de los tiempos ya sabía Él la naturaleza del camino que el Vencedor, su hijo, habría de vivir. 

Tomando fuerzas, compré el oro de ley de su Palabra. Y oí la Voz de Dios Padre Todopoderoso, que decía: “Que no sea hallado en la Tierra lugar para el Diablo”. 

 

Alcanzada Zaragoza, donde se me prometiera la Victoria, ya me disponía a seguir mi camino cuando mi Rey y Padre me detuvo, diciéndome: “El Reino de Dios es semejante a dos reyes jugándose a una partida de ajedrez su reino. Desde el principio la Victoria está sellada; el rey Vencedor ha dispuesto darle el jaque mate a su enemigo mediante el más pequeño de sus siervos, un peón. El rey enemigo no ve la jugada hasta que el peón nacido para darle la victoria a su rey se acerca a su objetivo; en ese momento el rey enemigo lanza todas sus fuerzas contra ese peón vestido de la invencibilidad de su rey; debe destruirle antes de caer. Pero el peón es invencible. Su fuerza está en la confianza en la Invencibilidad de su rey”.

“El reino de Dios es también como un rey que deja a su hijo pequeño al cuidado de sus siervos y se va a hacer la guerra contra su enemigo. Pasando el tiempo el hijo del rey crece y sintiéndose fuerte, sin esperar la llamada de su padre, va y se une a su ejército. El enemigo reconoce en él al hijo del rey y lanzándose contra él lo hiere de muerte. El rey ordena sacar a su hijo del campo de batalla y dejarlo al cuidado de su madre hasta que sanen sus heridas”. 

“El reino de Dios es como un señor que, teniendo dos siervos, uno sabio y el otro necio, los llama, y queriendo levantar una casa les dice: “Id”. Los dos siervos fueron a la cantera, a extraer la piedra y tallarla, pero al llegar no encontraron herramientas con las que hacer su trabajo. El necio se dijo: Dios se ha burlado de nosotros, ¿qué quiere, que extraigamos los bloques con las uñas? Y se fue. Pero el sabio se dijo: Dios dará. Pues qué padre le dice a su hijo: “Ve y corta aquel árbol”, ¿y lo envía sin darle hacha con la que cortarlo? Tú, pues, hijo mío, espera en Dios, pues el que cree en Él, no es confundido”. 

Heme aquí en la Plaza del Pilar; pues en mí está el Espíritu de Inteligencia para llamar a todos los hijos de Dios a Batalla Final por la Libertad de la Plenitud de las Naciones del Género Humano, y así se cumpla, como en el Cielo en la Tierra, la Voluntad de Dios, que no hallando lugar en su Creación el Maligno sea arrojado al Infierno preparado para él y sus hermanos en el fondo del Abismo cubierto por las Tinieblas. 

En cuanto a aquéllos que sirviendo al Diablo intentaron destruir al Vencedor, he aquí que no me pondré delante entre ser alguno y la puerta del Paraíso, pero contra aquel, aquella y aquellos que se ponga entre hombre y Dios yo me alzaré con la libertad de la gloria del Vencedor, y allá que cada cual sea juzgado por su propio crimen. 

CARTA A TODOS LOS CRISTIANOS

EL ESPÍRITU DEL VERBO, ESPIRITU DE PARTICIPACIÓN

LA PALABRA ES DIOS / YouTube

He aqui el Conocimiento de todas las cosas ... "las del Cielo y las de la Tierra" ... el Testamento de Cristo, esa "Sabiduría predestinada desde el principio de los siglos a los Elegidos" ... el Tesoro que se llevó la "Madre de Jesús en su Corazón al Cielo" ..."Hoy, consumada la expectación ansiosa de la Creación" ... por fin, a tu alcance. Deja de ser un Ignorante; sé sabio en bien propio y de los tuyos

 

AMAZON LIBRARY

JEWELS FROM THE WESTERN CIVILIZATION

HISTORY OF THE CHRISTIAN CHURCH FROM THE APOSTOLIC AGE TO THE REFORMATION BY JAMES C. ROBERTSON

VOLUME I. A.D. 64-1517

VOLUME II. A.D. 395-814

VOLUME III. A.D 814-1046

VOLUME IV. A.D. 1046-1106

VOLUME V. A.D. 1106-1198

VOLUME VI. A. D. 1198-1303

VOLUME VII. A.D. 1303-1418

VOLUME VIII. A.D. 1418-1517

 

The Lives of the Popes in the Early Middle Ages.

Horace k. Mann

THE POPES UNDER THE LOMBARD RULE. PART I. St. Gregory I (the Great) to Leo III, 590-657
THE POPES UNDER THE LOMBARD RULE. PART II. 657-795

THE POPES DURING THE CAROLINGIAN EMPIRE. Leo III to Formosus A.D. 795-891

THE POPES IN THE DAYS OF FEUDAL ANARCHY. FIRST PART. A.D. 896-999

THE POPES IN THE DAYS OF FEUDAL ANARCHY. PART TWO. A.D.999-1048

THE POPES OF THE GREGORIAN RENAISSANCE. ST LEO IX TO HONORIUS II. A.D. 1049-1130
THE POPES AT THE HEIGHT OF THEIR TEMPORAL INFLUENCE. A.D. 1130-1159
THE POPES AT THE HEIGHT OF THEIR TEMPORAL INFLUENCE. A.D. 1159-1198

 

 
 

ITALY AND HER INVADERS EBOOK

THOMAS HODGKIN

THE VISIGOTHIC INVASION

THE HUNNISH INVASION

THE OSTROGOTHIC INVASION

THE LOMBARD INVASION (553-600 A.D.)

THE LOMBARD KINGDOM. A.D. 600-744

THE FRANKISH INVASIONS. A.D. 744-774

THE FRANKISH EMPIRE. A.D. 774-814

Italy and her Invaders---PAPERBACK

Part One. The Visigothic Invasion
Part Two. Hunnish, Vandal and Herulian Invasions
Part Three. Ostrogothic Invasion. Imperial Restoration
Part Four. Invasion and kingdom of the Lombards
Part Five. The Frankish Invasions. The Frankish Empire
 
 

 

EBOOK

Ludwig Pastor
THE HISTORY OF THE POPES FROM THE CLOSE OF THE MIDDLE AGES. VOLUME II. 1447-1458 A.D.

 

 

A HISTORY OF THE PAPACY FROM THE GREAT SCHISM TO THE SACK OF ROME

MANDELL CREIGHTON

A History of the Popes from the Great Schism to the Sack of Rome. A.D. 1378-1525 Jewels of the Western Civilization Book (COMPLETE SET)

THE GREAT SCHISM. A.D.1378-1414

THE COUNCIL OF CONSTANCE. A.D.1414-1418.

THE PAPAL RESTORATION. A.D. 1444—1464

THE ITALIAN PRINCES. A.D. 1454-1517.

THE GERMAN REVOLT

 

George Grote's History of Greece

FROM THE EARLIEST PERIOD TO THE CLOSE OF THE GENERATION CONTEMPORARY WITH ALEXANDER THE GREAT.

VOLUME I.
VOLUME II.
VOLUME III.

THE AGE OF THE DESPOTS AND THE FOUNDATIONS OF THE WESTERN COLONIES

VOLUME IV.
VOLUME V.
VOLUME VI:
VOLUME VII:
VOLUME VIII.

THE SOCRATIC AGE

VOLUME IX.

FROM THE RETREAT OF THE TEN THOUSAND TO THE PEACE OF ANTALCIDAS

VOLUME X.
VOLUME XI.

B.C. 394-336. TIMOLEON THE CORINTHIAN AND PHILIPS THE MACEDON

VOLUME XII.

ALEXANDER THE GREAT AND HIS CONTEMPORARIES

 
HISTORY OF THE ROMAN EMPIRE
 
 
 

 

EBOOK

Ludwig Pastor
THE HISTORY OF THE POPES FROM THE CLOSE OF THE MIDDLE AGES. VOLUME II. 1447-1458 A.D.
 

A HISTORY OF THE PAPACY FROM THE GREAT SCHISM TO THE SACK OF ROME

MANDELL CREIGHTON

A History of the Popes from the Great Schism to the Sack of Rome. A.D. 1378-1525 Jewels of the Western Civilization Book (COMPLETE SET)

THE GREAT SCHISM. A.D.1378-1414

THE COUNCIL OF CONSTANCE. A.D.1414-1418.

THE PAPAL RESTORATION. A.D. 1444—1464

THE ITALIAN PRINCES. A.D. 1454-1517.

THE GERMAN REVOLT

 

EBOOKS

Greece Under the Romans. B.C. 146 - A.D. 716

The History of the Byzantine Empire from 765 to 1057

The History of the Byzantine Empire, from A.D. 1057 to A.D. 1453

PAPERBACK
George Finlay, (1799-1875), British historian and participant in the War of Greek Independence (1821-32) known principally for his histories of Greece and the Byzantine Empire.

 

History of India.

From the Earliest Times to the Sixth Century
From the Sixth Century B. C. to the Mohammedan Conquest, Including the Invasion of Alexander the Great
From the Mohammedan Conquest to the reign of Akbar the Great. A.D .712-1555
From the Reign of Akbar the Great to the Fall of the Moghul Empire
From the first European Settlements to the Founding of the English East India Company
The European Struggle for Indian Supremacy in the Seventeenth Century
From the Close of the Seventeenth Century to the Present Time
EBOOKS

THE HISTORY OF CHARLEMAGNE

ABELARDAND THE ORIGIN AND EARLY HISTORY OF UNIVERSITIES

EARLY HISTORY OF THE CHRISTIAN CHURCH FROM ITS FOUNDATION TO THE END OF THE FIFTH CENTURY. VOLUME II. THE FOURTH CENTURY

THE CHRISTIAN CLERGY OF THE FIRST TEN CENTURIES. THEIR BENEFICIAL INFLUENCE ON THE EUROPEAN PROGRESS

A HISTORY OF MEDIEVAL POLITICAL THEORY IN THE WEST. VOLUME. II.

THE POLITICAL THEORY OF THE ROMAN LAWYERS AND CANONISTS FROM THE TENTH CENTURY TO THE THIRTEENTH CENTURY

A HISTORY OF MEDIEVAL POLITICAL THEORY IN THE WEST. VOLUME V.

THE POLITICAL THEORY OF THE THIRTEENTH CENTURY

THE LIFE OF SALADIN AND THE FALL OF THE KINGDOM OF JERUSALEM

MEDIEVAL FRANCE FROM THE REIGN OF HUGUES CAPET TO THE BEGINNING OF THE SIXTEENTH CENTURY

LIFE AND TIMES OF FRANCESCO SFORZA, DUKE OF MILAN, WITH A PRELIMINARY SKETCH OF THE HISTORY OF ITALY

THE STORY OF THE GOTHS FROM THE EARLIEST TIMES TO THE END OF THE GOTHIC DOMINION IN SPAIN

The History of the Reign of Ferdinand and Isabella, the Catholic Kings

THE LIFE OF PIZARRO, with some account of his associates in the Conquest of Peru

THE RISE OF PORTUGUESE POWER IN INDIA, 1497—1550

VASCO DA GAMA AND HIS SUCCESSORS. 1460-1580

HISTORY OF ARIZONA AND NEW MEXICO. A.D. 1680-1888

HISTORY OF THE AMERICAN CIVIL WAR 1861-1865

AN HISTORICAL ACCOUNT OF THE RISE AND PROGRESS OF THE COLONIES OF SOUTH CAROLINA AND GEORGIA

The Constitutional History of England, from the Accession of Henry VII to the Death of George II

A HISTORY OF THE MODERN WORLD. 1815-1910. VOLUME 1

A HISTORY OF THE MODERN WORLD . 1815-1910 VOLUME 2

History of the Ottoman Empire